Juan José Domenech, comprometido con el desarrollo de El Salvador.

Su mayor aporte para dinamizar la economía del país es la generación de empleos.

Juan José Domenech es un empresario industrial salvadoreño comprometido no solo con el crecimiento productivo del país, sino también es un defensor ambientalista.

Su personalidad polifacética le ha permitido incursionar en diversas actividades comerciales y de negocios para potenciar oportunidades de empleo a miles de salvadoreños.

A lo largo de su trayectoria empresarial y gracias a esa visión emprendedora, Domenech fundó la segunda cadena de supermercados, así como industrias en los rubros de alimentos procesados y en la producción de productos de primera necesidad.

Una de las más reconocidas, fue la emblemática cadena de supermercados La Despensa de Don Juan, la cual inició operaciones en 1981 y a lo largo de 23 años llegó a ser el supermercado preferido por los salvadoreños.

Ese dinamismo y pasión por los negocios lo llevó a buscar otros nichos comerciales en el mundo de los bienes raíces en el 2003, año en el que también decide vender la cadena de supermercados a la empresa Walmart en El Salvador.

De esta manera, Juan José Domenech, afirma que se deben aprovechar los desafíos para explorar nuevos emprendimientos y hacerlos crecer para fortalecer la economía de la nación y mantener las fuentes de empleos.

Esa filosofía y su vasta experiencia en los negocios, lo ha llevado a fundar importantes empresas de servicios financieros e inversiones, bienes y raíces, esta última con presencia a nivel local y regional.

Actualmente opera con tres firmas inmobiliarias: Crio inversiones, Inmobiliaria Las Piletas e inmobiliaria vista hermosa, en El Salvador y una más en Nicaragua que opera como Inmobiliaria Santo Domingo.

Para cada una de las actividades económicas impulsadas por este exitoso empresario salvadoreño, hay objetivos específicos que le han acompañado en cada emprendimdiento: generación de empleos y el impulso al desarrollo socioeconómico.

Empresario ambientalista

A sus 69 años, sigue con pie firme trabajando por su país, El Salvador y lo hace por medio de la generación de empleo desde las empresas que maneja hasta fomentar proyectos autosostenibles bajo una cultura ambientalista .

Siendo conocedor de la realidad que viven los salvadoreños con menos oportunidades de superiación y el deterioro de la zona costera nacional, asume un reto de fundar asociaciones y fundaciones sin fines de lucro para apoyar a las familias de estas zonas.

Hoy día trabaja con las fundaciones Asociación para el Desarrollo de la Costa Del Sol, Asociación Peña de Barcelonistas El Salvador y la Fundación Domenech, que opera desde hace 10 años e invierte en la conservación de especies marinas nativas de El Salvador.

Sin lugar a dudas la responsabilidad social empresarial de Juan José Domenech deja una marca en el corazón de las personas beneficiadas con sus programas sociales y una gran enseñanza para la nuevas generaciones de empresarios a quienes les pide enfocar todo esfuerzo en la generación de fuentes de trabajo, solidaridad y conservar los recursos naturales.